Desde pequeño la fotografía fue parte de mi vida, como hijo de fotógrafo, nunca me faltaron fotos y ver fotos...
Crecí viendo a mi padre feliz de lo que hacía, disfrutando de dejarle a muchas familias momentos únicos impresos en papel.

Recuerdo esas tardes y noches en el cuarto oscuro, bajo ese manto de luz roja, yo jugando con mis juguetes, esperando el momento de poder agitar las bateas para ver la magia que hacia mi padre al hacer aparecer personas y paisajes en el papel...

Hoy cajones llenos de recuerdos impresos me permiten viajar en el tiempo, puedo ver a mis abuelos que no conocí personalmente, puedo estar en el casamiento de mis padres, puedo disfrutar de los viajes de mi familia, puedo ver a mi hermana de pequeña, mis mascotas, mi infancia una y otra vez y la lista es interminable...
Y lo mejor es que esos viajes los puedes compartir con quien quieras las veces que quieras....

Voy a dedicar mi vida a la magia de la fotografía, que muchos como yo puedan viajar en el tiempo simplemente observando ese destello de luz de una sonrisa, un gesto...... un instante....

Ese soy yo.... Eduardo Queirolo.... un cazador de momentos que te permitirá viajar en el tiempo...